Emilio Granja, el gusto por el polo

Emilio Granja, el gusto por el polo

Emilio Granja nos explica las reglas fundamentales y un poco de la historia del Polo, un deporte que le apasiona desde niño.
De acuerdo a la Federación Mundial de Polo, Un equipo debe estar conformado por cuatro jugadores. Cada uno tiene un hándicap de 0 a 10 goles.

Este hándicap del jugador depende totalmente de su habilidad para andar a caballo, rapidez para el juego y sentido del mismo.
A cada equipo se le señala un “hándicap” que se forma con la suma de los de los cuatro jugadores, mismo que deberán de concretar en un tiempo determinado.
En los torneos con clasificaciones, si dos equipos que se enfrentan tienen distintos récords, el equipo que resulte con menos goles debe comenzar el partido sumándose los goles de la diferencia entre su puntuación y el del equipo contrario.
Con lo anterior se busca una paridad en la manera en la que los equipos compiten, pues de esta forma es más vistoso y equitativo. Por ejemplo, un equipo con 26 goles le concederá 2 goles a favor a un equipo de 24 goles de competencia.

Emilio Granja abunda en las reglas y la cancha para jugar polo

Para Emilio Granja, la cancha es una parte fundamental para que se pueda desarrollar este juego, sin embargo, puede haber excepciones y con que cumpla con las dimensiones es más que suficiente.
De acuerdo al reglamento oficial, el polo se debe jugar en canchas de 300 yardas de largo por 160 de ancho con postes de mimbre en sus extremos para formar los arcos.
Otra de las partes fundamentales del juego, es el equino, mismo que tiene restricciones y otras reglas que a continuación se explican detalladamente.
Anteriormente había una restricción por altura por eso se los llama “ponies” a los caballos de polo, sin embargo, hoy el promedio de altura ronda los 60 y 70 cm. Los caballos de polo son criados alrededor del mundo, aunque muchos siguen prefiriendo los de Argentina, una raza que se caracteriza por tener buena la sangre de la raza criolla es excelente en velocidad, fuerza y agilidad.


Conoce más sobre el asesor financiero, Emilio Granja

Comments

comments