Hormigas matan a mujer atrapada por turba en Bolivia

Familia atada a un árbol en Bolivia

Como consecuencia de las acciones de una turba en Bolivia, una mujer murió envenenada por las picaduras de miles de hormigas y sus hijos están heridos.

Los hechos ocurrieron en una población llamada Caranavi, donde los habitantes confundieron a la familia con asaltantes.

Como consecuencia, y en vez de recurrir a las autoridades, los pobladores decidieron hacerse justicia por su propia mano.

Amarraron a las víctimas, una mujer de 52 años y sus hijos, un varón de 28 y una chica de 22; a un árbol, en el cual había un hormiguero.

Al acto se le llama la tortura del palo santo, y aún es común usarlo en áreas rurales del país como venganza contra ladrones.

Según lo que se ha podido averiguar, quien fue culpado del robo fue el hijo, a quien atraparon sólo.

Las dos mujeres estaban en un hotel, y cuando el varón no regresó, la madre fue a buscarlo, cuando lo encontró pidió su liberación, pero ambos fueron atados al árbol y les vendaron los ojos.

Finalmente, y ante la tardanza de sus parientes, la hija menor acudió al lugar de los hechos, donde fue también atada, además de amordazada.

La hormiga que los atacó es de la subespecie Pseudomyrmex triplarinus, cuyo veneno, en dosis pequeñas sirve para curar la artritis.

La policía se enteró de lo ocurrido a las 8:30 de la mañana, media hora después de que los pobladores atacaron a la familia, y tardaron media hora en rescatarlos.

Al lograrlo, llevaron a las personas al hospital, pero la madre murió en el camino víctima del veneno de las picaduras.

Sus hijos están hospitalizados y recuperándose de las heridas.

Se evitó una tragedia mayor, pues las víctimas fueron también rociadas con gasolina, pero se les salvó antes de que las quemaran vivas.

La policía advirtió que las tres personas viven en La Paz, y habían ido al pueblo a cobrar una deuda, ninguno cometió un delito.

Ante la situación, la abogada de la familia, Roxana Bustillos, ha pedido iniciar una investigación.

Después de Guatemala, Bolivia es el país con más linchamientos, situación que a veces termina en el cruel asesinato de inocentes como en este caso.

Comments

comments