Ley francesa pretende agilizar proceso de donación de órganos

Ley francesa pretende agilizar proceso de donación de órganos

Una nueva ley considera a todos los franceses como donadores de órganos al momento de su muerte, independientemente de si los familiares están de acuerdo o no.

La única manera de evitar esta política es postular en vida a un registro oficial de rechazo a la donación.

La nueva norma entró en vigor el pasado 1° de enero y tiene como objetivo hacer más accesible el proceso de donación para las personas con enfermedades crónicas.

La página de la Agencia de Biomedicina en Francia explica “en nombre de la solidaridad nacional, se ha elegido el principio de presunción de consentimiento […]La ley dice que todos somos donadores de órganos y tejidos, a menos que hayamos expresado nuestra negativa”.

Además de registrarse en la lista oficial de rechazo, los franceses pueden negarse a esta política si antes de morir expresan sus deseos a sus familiares, ya sea de manera oral o escrita.

Al momento del fallecimiento los médicos tienen la obligación de verificar que el difunto no se encontraba en contra de la donación de órganos.

Hasta el pasado martes al menos 150 mil personas habían firmado oponiéndose a que sus órganos fueran utilizados al momento de su muerte.

Comments

comments