109 Premios Nobel se unen contra Greenpeace

109 Premios Nobel se unen contra Greenpeace

La organización ecologista Greenpeace se llevó un duro golpe a su imagen después de ser acusada por un centenar de premios Nobel por crímenes contra la humanidad.

En una carta abierta subida en Internet, los científicos de todo el mundo reclaman a la ONG por su oposición a los alimentos transgénicos, y en particular a su campaña contra el arroz dorado.

Señalando que para el 2050 la producción de alimentos deberá duplicarse para cubrir las necesidades de la población, la carta acusa a Greenpeace por negar los hechos científicos y oponerse a la biotecnología en la agricultura.

“Han malinterpretado los riesgos, beneficios e impactos y apoyado la destrucción criminal de cultivos de prueba y proyectos de investigación aprobados”, acusan.

Los signatarios señalan que no existe ninguna evidencia científica de que los transgénicos sean nocivos, al contrario “sus impactos ambientales se han confirmado repetidamente como menos dañinos y beneficiosos para la biodiversidad”, dicen.

En particular reclaman la oposición al arroz dorado, una variante creada en 1999 que incluye un precursor de la vitamina A, cuya ausencia provoca ceguera y problemas oculares.

La carta señala que 250 millones alrededor del mundo sufren por deficiencia de vitamina A, y que ésta causa que al menos 250,000 niños queden ciegos cada año y que se presenten hasta 2 millones de muertes prevenibles anuales.

El mayor impacto de esto se da en países de Asia y África.

Los Nobel reclaman a Greenpeace que detenga sus campañas contra el arroz dorado y los transgénicos en general y a los gobiernos del mundo que ignoren las protestas.

“¿Cuántas personas pobres del mundo deben morir antes de que consideremos estos un crimen contra la humanidad?”, cuestionan.

Los firmantes abarcan ganadores del Nobel desde 1973 hasta el 2015 en física, química, medicina y economía

En respuesta a la carta, Wilhelmina Pelegrina, de la oficina de Greenpeace en el Sureste de Asia, dijo que la ONG no bloqueaba el arroz dorado, y que esta era una iniciativa que ha fallado en ofrecer soluciones.

“De acuerdo al Instituto Internacional de Investigación del Arroz, no se ha podido probar que este grano sirva de verdad para atacar la deficiencia de vitamina A… Las corporaciones sólo están exagerando sus beneficios como una manera de preparar el camino para introducir otros cultivos genéticamente modificados que les generen ingresos”

“En vez de invertir en este ejercicio de relaciones públicas, hay que atender la malnutrición a través de una dieta más diversa y un acceso equitativo a la comida y a la agricultura ecológica”, explicó.

Comments

comments